El gobierno venezolano se reunió con bancas de inversión el mes pasado en Londres y Caracas para intentar cambiar la percepción de riesgo del país y preparar el escenario para próximas medidas económicas. 

El impacto de las reuniones en el mercado fue inmediato. El riesgo país de Venezuela bajó de 970 a 914 puntos básicos entre la segunda y última semana de junio alentado por los anuncios del nuevo hombre fuerte de la economía venezolana, el ministro de Petróleo Rafael Ramírez, quien aseguró a los inversionistas en Londres que el gobierno cumplirá con los pagos de deuda pautados para el segundo semestre del año y que se realizará una unificación cambiaria. 

Al explicar las motivaciones del acercamiento del gobierno a los mercados, Alejandro Grisanti, analista de la empresa financiera internacional Barclays Capital, dijo a AP que el gobierno está buscando "mayor apoyo'' de los inversionistas internacionales para bajar el riesgo país y "poder buscar nuevos recursos más baratos''. 

En ese sentido Ramírez anunció el domingo que el gobierno está trabajando en un "reperfilamiento de nuestra deuda'' que podría implicar "colocar nuestros vencimientos de pagos de una manera más extendida en el tiempo''. 

Entre octubre y noviembre hay una concentración de vencimientos de deuda de la República y de Pdvsa que implicará pagos por amortización e intereses por unos 7.000 millones de dólares, según estimaciones de Barclays Capital.

Entre los analistas existen dudas de que el gobierno tenga suficientes recursos atender esas obligaciones y los requerimientos de la economía. 

Quien esta en linea

Hay 11 invitados y ningún miembro en línea

Register at Bookmaker William Hill